"posiblemente este no es el mejor blog, ni tiene el mejor diseño, posiblemente muy a fuerzas aparezca en las busquedas de google. pero lo mejor de rickardo esta aqui, y eso para un blog comun es mucho."

miércoles, 11 de marzo de 2009

Muertos de risa

Dicen que la risa es la mejor medicina, pero al igual que muchas cosas, en excesos puede ocasionar graves daños incontrolables y hasta la muerte (uyy que mello!!)

Aquí os presento 8 casos que provocaron la muerte de personas a causa de la risa:


1. En el siglo III a. c. el filósofo griego Crisipo murió de risa después de darle de beber vino a su burro, y ver como el animal intentaba alimentarse con unos higos.

2. Según algunas fuentes el rey de Birmania, en 1599 “se rió hasta morir cuando un mercader italiano que estaba de visita en Birmania, le explicó que Venecia era un estado libre que no tenía rey”.

3. Dicen también que en 1660, un aristócrata escocés murió de risa al enterarse que Carlos II de Inglaterra había ascendido al trono.

4. En 1782, la señorita Fitzherbert sufrió un ataque de risa mientras presenciaba la obra The Beggar’s Opera. Cuando Charles Bannister apareció en escena como Peachum, ella tuvo un ataque de risa incontrolable tan fuerte que la tuvieron que sacar del teatro. Continuó riéndose en forma continua durante toda la noche y falleció al día siguiente por la mañana.

5. El fenómeno también está registrado en el libro titulado Crazy History donde un adivino había predicho la hora de su propia muerte. Al llegar la hora anunciada y comprobar que todavía continuaba vivo, se comenzó a reír en forma histérica, hasta que murió de un ataque cardíaco.

6. En 1975 Alex Mitchell, un albañil de 50 años de edad de King’s Lynn, Inglaterra, literalmente se murió de risa mientra miraba un episodio de la serie The Goodies. Después de veinticinco minutos de risa continuada, Mitchell finalmente colapsó en el sofá y murió como consecuencia de un ataque cardíaco. Su viuda le envió después una carta a los Goodies agradeciéndoles por haber hecho que los últimos momentos de vida de Mitchell hubieran sido tan agradables (wtf!).

7. En 1989, el otorrinolaringólogo danés Ole Bentzen murió viendo un programa de televisión. Se estima que su corazón alcanzó un ritmo de 250 a 500 latidos por minuto, antes de que sufriera un ataque cardíaco.

8. En el 2003 Damnoen Saen-um, un vendedor de helados tailandés, se murió de risa mientras dormía a la edad de 52 años. Su esposa lo intentó despertar pero no tuvo éxito, y finalmente tras dos minutos de risa continua expiró.

He aqui un pequeño ejemplo de lo que cosas chistosas pueden causar:



Saludos.

3 visitas patrocinadas por chuck norris:

my heart is bloding cause i love dijo...

no importa si muero riendo a carcajada suelta morire feliz jejeej o por lo menos "menos triste"

cat357 dijo...

al menos muerto de risa que muerto de ira!

loko dijo...

una alegre forma de despedirse del mundo.